Para Familias

¿Cómo implementar la teleintervención en Atención Temprana?

Desde Plena inclusión, movimiento asociativo que representa a personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y sus familias en España, han elaborado una guía para implementar  la teleintervención en Atención Temprana.

Esta guía surge para orientar a los/las profesionales en este momento inusual, su redacción ha sido gracias a la revisión de la literatura publicada desde hace más de una década, así como a las contribuciones de profesionales que, desde distintos lugares del mundo, están implementando sesiones telemáticas.

Accede y descárgatela directamente aquí → Cómo implementar la teleintervención en la atención temprana

En la situación de crisis sanitaria que vivimos, los centros de desarrollo infantil y atención temprana están adaptando su modalidad de trabajo para seguir ofreciendo intervenciones de calidad a niños, niñas y sus familias. La teleintervención no es algo nuevo. Desde hace años existen experiencias con demostrada evidencia de que la teleintervención es una modalidad de trabajo complementaria que aporta beneficios similares a las sesiones realizadas bajo el paraguas de las prácticas recomendadas en Atención Temprana .

Desde Plena Inclusión nos recuerdan los importantes beneficios de la Atención Temprana esta vez en el formato de teleintervención :

Promueve las prácticas recomendadas 

La Teleintervención promueve los siete Principios Clave de la AT desarrollados por el grupo de Trabajo en Principios y Prácticas en entornos naturales (2008):

  • Los niños y las niñas aprenden mejor a través de las experiencias diarias e interaccionando con sus cuidadores principales en sus contextos habituales.
  • Todas las familias, con los apoyos y recursos necesarios, pueden favorecer, el aprendizaje y desarrollo de sus hijos/as.
  • El rol del profesional es trabajar con los cuidadores y apoyarles en las rutinas con sus hijo/as.
  • Todo el proceso debe ser individualizado y reflejar las preferencias, estilos de aprendizaje y creencias culturales, de el niño/la niña y la familia.
  • Los objetivos deben ser funcionales y basados en las necesidades y prioridades de el niño/la niña y la familia.
  • Las prioridades, necesidades e intereses de la familia son identificadas mejor por un/a único/a profesional de referencia que representa y recibe los apoyos del resto del equipo y la comunidad.
  • Las intervenciones deben estar basadas en principios y prácticas validadas y basadas en la evidencia científica.

Promueve el logro de los resultados

La Teleintervención permite un mayor nivel de colaboración de las familias y mejoran su nivel de empoderamiento

Aumenta el uso de las prácticas centradas en la familia

Cuando una sesión se lleva a cabo de forma remota, los familiares se convierten en los facilitadores principales (o exclusivos) para intervenir directamente con el niño/la niña.

Las familias pueden aprender nuevas habilidades durante las sesiones de T-I, en las que el/la profesional, les anima y apoya a probar y practicar nuevas estrategias que generen oportunidades de aprendizaje para favorecer el desarrollo óptimo de el niño/la niña.

Intensifica la participación de otros miembros de la familia

La Teleintervención ofrece la oportunidad a todos los familiares de beneficiarse de la atención temprana porque la tecnología ofrece la posibilidad de grabar y almacenar las sesiones. Al tener una sesión grabada, esta se puede compartir con otros miembros de la familia y/o profesionales tanto del equipo como de otros contextos, como el escolar o sanitario.  Los que no estuvieron presentes en la sesión pueden beneficiarse al visualizarla. Todos podrán observar las estrategias establecidas para apoyar el desarrollo del niño o niña de una semana a otra. 

Ofrece oportunidades para la participación de otros profesionales

La Teleintervención ofrece la ventaja de realizar encuentros transdisciplinares al reducir el tiempo destinado a los desplazamientos de cada uno de los participantes. Los encuentros pueden servir para que profesionales de apoyo y/o de otros contextos como el sanitario y/o el educativo, participen de las sesiones programadas.

Plataforma para el asesoramiento y el apoyo entre familias

La tecnología ofrece la posibilidad de realizar sesiones grupales de forma remota proporcionando con esta modalidad una importante fuente de apoyos a familias con limitaciones para asistir a las sesiones presenciales.

Facilita el acceso a los intérpretes 

En ocasiones, el profesional de AT no habla el idioma de la familia. Esto supone tener que contar con un apoyo adicional como el de un/a intérprete. La Teleintervención nos ofrece la posibilidad de evitar los desplazamientos del intérprete para participar de la sesión. 

Reduce las consultas canceladas por problemas de salud

Algunos problemas de salud suponen la cancelación de las sesiones. Estas circunstancias pueden reducirse con las sesiones de Teleintervención, permitiendo a la familia y a lo/as profesionales participar a través de la tecnología. También sería beneficioso para los niño/as que por situación de salud se desaconseja el contacto con otros.

Disminuye las dificultades del desplazamiento

La implementación de la teleintervención reduce el tiempo de desplazamientos y aumenta la seguridad de la familia y el/la profesional (por ejemplo, horas que pasan en el coche o en cualquier otro transporte para desplazarse). Las sesiones de Teleintervención son un recurso útil para reducir el tiempo invertido por lo/as profesionales y las familias en los desplazamientos, así como evitar las cancelaciones ocasionadas por dificultades en el uso del transporte, el acceso a algunos lugares y/o a las inclemencias meteorológicas, entre otras. 

Seguro te interesan los siete videos de formación en Teleintervención en Atención Temprana que desde Plena Inclusión han colgado en su canal de Youtube.

Fuente: Plena Inclusión