Logopedia

Implantes cocleares en bebés y niños

La audición es necesaria para desarrollar el lenguaje y la comunicación. Un niño que no oye bien tendrá dificultades para hablar y comunicarse, lo que afectará a su desarrollo emocional, social y escolar.
La detección y el  tratamiento precoz de las perdidas auditivas es crucial para el desarrollo del lenguaje y comunicación.

 

¿Cual es la incidencia de problemas auditivos en recién nacidos?

Cinco de cada mil niños recién nacidos padece una sordera de distinto grado. Uno de cada mil recién nacidos presenta sordera severa o profunda.
Alrededor de dos mil familias, cada año, están afectadas por la presencia de una discapacidad auditiva en uno de sus hijos.
El 80 % de las sorderas infantiles permanentes están presentes en el momento de nacer. El 60 % de las sorderas infantiles tienen origen genético. Sólo en el 50 % de los recién nacidos con sordera se identifican indicadores de riesgo. Accede a ellos haciendo click aquí.

¿Cómo detectar problemas de audición en mi bebé/hijo?​

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, “el 60% de la pérdida de audición en la niñez es prevenible; sin embargo, cuando es inevitable, se dispone de intervenciones que pueden contribuir a que los niños afectados logren el desarrollo pleno de sus potencialidades”

En 1995, promovida por la Confederación Española de Familias de personas sordas (FIAPAS), se creó la Comisión para la Detección Precoz de la Sordera Infantil (CODEPEH).

Os compartimos una guía de observación que desde esta comisión elaboraron. Este listado nos guía en aquello que podemos observar en nuestros hijos para detectar posibles señales de alarma de una pérdida auditiva.

 

¿Cómo sé si mi hijo necesita una prótesis auditiva?

La evaluación en niños, para determinar si son o no buenos candidatos para uso de prótesis auditivas, se hace  por un equipo multidisciplinar que incluye las siguientes áreas:

  • Otorrinolaringología. Se hace una exploración y TAC para estudiar los huesos temporales.
  • Audiología. Se realizan diferentes audimetrías y otras pruebas especificas dada la complejidad de evaluar audiometricamente a menores de 5 años.
  • Logopedia. Desde donde se evalúa la competencia lingüistica del niño.
  • Psicología. Donde se evalúa en una primera fase los posibles impendimentos para recibir la ayuda auditiva y la adaptación una vez el niño usa la ayuda.

Del resultado de esta evaluación dependerá la elección de la prótesis más adecuada para cada niño y familia. Las  prótesis auditivas  son: Los audífonos (dispositivo que amplifica los sonidos y se lleva en la oreja, los implante cocleares y los implantes de conducción ósea (problemas de audición en el oído externo o medio).

¿Cuáles son los niveles de pérdida auditiva?

El niño  que puede oír sonidos suaves por encima de 20 decibelios tiene una audición normal.

  • Hipoacusia leve: El niño presenta dificultad para entender el habla, en especial en ambientes donde hay mucho ruido o cuando el volumen de la voz es muy bajo. Le cuesta escuchar los susurros, siendo la hipoacusia en su mejor oído entre 25 y 39 decibelios.
  • Hipoacusia moderada: en este caso es muy difícil que el niño entienda el habla cuando el volumen de la voz es normal. Aquí la hipoacusia en su mejor oído se ubica entre 40 y 69 decibelios. En este punto el uso de audífono es recomendado.
  • Hipoacusia severa: la hipoacusia en el mejor oído se ubica entre 71 y 90 decibelios. Con hipoacusia severa el niño no tiene la capacidad de escuchar lo que otra persona le dice, solo es capaz de percibir algunos sonidos fuertes. En este punto el uso de audífono o implante coclear es recomendado.

¿Qué es un implante coclear?

Es un pequeño dispositivo electrónico diseñado para reemplazar las funciones celulares del oído interno de las personas con sordera profunda. Este dispositivo se implanta quirúrgicamente en el oído que tiene la función de estimular el nervio auditivo y recrear las sensaciones sonoras.

¿Cómo funciona? 

El implante coclear consta de dos sistemas principales: uno externo y uno interno. La parte interna está formada por un receptor y una matriz de electrodos que se coloca dentro de la cóclea (órgano auditivo en forma de caracol). Se conectan a un receptor, que actúa como decodificador, implantado en la región detrás de la oreja, debajo de la piel. Con el receptor, hay una antena y un imán, que sirven para fijar la unidad exterior y captar las señales eléctricas.

La unidad interior generalmente funciona por radiofrecuencia, es decir, el mismo medio utilizado para transmitir información a la unidad interior es responsable de su funcionamiento.

El exterior está compuesto por un procesador de voz, una antena transmisora ​​y un micrófono. Esta es la parte del implante visible.

¿Es apropiado para todos los niños?

Cada tipo de pérdida auditiva tiene una solución diferente. Sólo los niños con pérdidas de audición de severas a profundas que no respondan adecuadamente al uso de auxiliares auditivos (audífonos) adecuados a la pérdida auditiva, pueden ser considerados para una posible solución con implante coclear.

En el caso de bebés que nacen con sordera profunda, el tratamiento con implante coclear bilateral es la mejor solución aunque no se suele implantar hasta que el bebé tiene una edad entre los 10 y los 18 meses.

¿Una vez implantado mi bebé comienza a oír?

Es un proceso que toma tiempo. Después de implantarse el niño inicia su desarrollo auditivo y de lenguaje independientemente de la edad cronológica.

Una parte esencial para desarrollar el lenguaje oral es la intervención logopédica temprana.

Esta intervención se efectúa a través de la aplicación de metodologías de reeducación del lenguaje, que teniendo como objetivo el acceso al lenguaje oral, utilizan sistemas aumentativos para facilitar este acceso.

Estos sistemas posibilitan que el niño y su familia dispongan lo más precozmente posible de un medio para interactuar, que al niño le permite además obtener una visualización completa de la fonología del habla en las primeras edades, indispensable para adquirir la competencia lingüística necesaria para el acceso eficaz a la lectoescritura y para el aprendizaje autónomo (Monfort, 1982; Torres, 1988).

¿Qué factores pueden afectar al éxito?

Son múltiples y variados: Su uso diario a tiempo completo del implante coclear, la motivación de los padres y del niño, el nivel de participación familiar, apoyo e interacción con el niño, la edad de aparición de la sordera, el modo de comunicación utilizado en casa y escuela, las habilidades de escucha, habla y lenguaje del niño antes de ser implantado, la presencia de otras discapacidades o retrasos en el desarrollo.

Para los niños pequeños sordos o con problemas graves de audición, el uso de un implante coclear desde pequeños los expone a los sonidos durante un período crítico para el desarrollo de las habilidades del habla y del lenguaje.

Las investigaciones han demostrado que cuando estos niños reciben un implante coclear seguido por terapia intensiva antes de los 18 meses, son más capaces de escuchar, comprender el sonido y la música, y hablar, que los niños de su edad que no recibieron implantes sino hasta mayores.
Los estudios también han demostrado que los niños que cumplen con los criterios para recibir un implante coclear, y lo reciben antes de los 18 meses de edad, desarrollan habilidades de lenguaje a un ritmo comparable al de los niños con audición normal y muchos tienen éxito en los salones de clase regulares.

 

Una buena audición abre un mundo de posibilidades a los niños y sus familias.

 

Si quieres saber más:

  •  En la página de FIAPAS, desde La Comisión de detección precoz de hipoacusia ofrecen amplios recursos y orientación específica. Accede haciendo click aquí.
  • En la biblioteca virtual de FIAPAS puedes encontrar folletos informativos sobre la hipoacusia infantil. Accede a ellos haciendo click aquí.
  • Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España (AICE), tiene una página con amplia información y recursos. Accede haciendo click aquí.
  • Te recomendamos ver El silencio de los sordos. Este es un reportaje de El País Semanal  en el que acompañamos a a varios niños implatados y sus familias en su vida diaria. Accede haciendo click aquí.
  • «LIBRO BLANCO DE LA HIPOACUSIA-Detección precoz de la Hipoacusia en recién nacidos». Accede haciendo click aquí.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad